Salte a la zona de contenido principal

Patrimonio Cultural

Durante toda su larga historia Taiwán ha estado habitada por pueblos prehistóricos, tribus indígenas, holandeses, españoles, japoneses y chinos Han, que han creado una cultura muy variada y desarrollado diferentes costumbres y tradiciones. Cuando usted visite Taiwán podrá encontrarse con todos estos aspectos multiculturales de este hermoso país.

Gracias a su único trasfondo histórico y geográfico, Taiwán cuenta con una variada y rica cultura compuesta de elementos tomados de diferentes grupos étnicos, que incluyen pueblos aborígenes, holandeses, españoles, japoneses, chinos Han (importadores de tradiciones de China y creadores de las suyas propias en Taiwán) así como recientemente los americanos. Por consiguiente las costumbres y tradiciones que forman la cultura actual de Taiwán son muy vivas y variadas. Y no solo eso, sino que los pueblos que antes habitaron la isla también han dejado huellas culturales que aún se pueden ver en la isla, incluyendo arquitectura tradicional, reliquias de civilizaciones prehistóricas, arte folclórico y tradiciones.

La historia de Taiwán se remonta a dos, tres y quizás decenas de miles de años. Según los arqueólogos, hubo pueblos prehistóricos habitando la isla cuyos restos se han encontrado y excavado en lugares como Taitung y otros.

Los primeros pueblos indígenas que llegaron a Taiwán fueron grupos norteños de la cultura de Austronesia. Los aborígenes que hoy habitan Taiwán están divididos en 16 tribus: Amis, Atayal, Paiwan, Bunun, Puyuma, Rukai, Tsou, Saisiyat, Yami (o Tao), Thao, Kavalan, Truku, Sakizaya, Sediq, Kanakanavu y Hla'alua. Con el paso de los años unos grupos, especialmente de la llanura, poco a poco entraron en contacto con los chinos Han y fueron cada vez más integrados y asimilados por estos. Otras tribus consiguieron mantener sus costumbres tradicionales, estructuras tribales y arquitectura y continúan conservando vivo su espíritu tribal y sus ceremonias tradicionales.

Las huellas dejadas por los holandeses, españoles y japoneses incluyen el Fuerte Santo Domingo en Tamsui, y los restos del Antiguo Fuerte de Anping (Fuerte Zelandia) en Tainán, asi como los edificios de la Oficina Presidencial, del Yuan Legislativo, del Yuan de Control, y varias escuelas y otras construcciones que hoy albergan instituciones gubernamentales, salones de actos, etc. como testimonio de la importación de culturas extranjeras a Taiwán.

Sin embargo, la parte principal de la historia cultural de Taiwán la han desempeñado los chinos Han que trajeron las costumbres tradicionales de China y crearon otras nuevas en la isla. Tanto los primeros inmigrantes de Fujian, como los chinos que llegaron a finales de los años de 1940, o los jakas, todos crearon sus propias culturas que se encuentran por todo Taiwán. En Taipéi, Tainán y Lugang, por ejemplo, en los antiguos pueblos, calles y templos aún se respira la atmósfera de tiempos pasados, mientras que las huellas de guerras, asentamientos, y diferentes culturas aún pueden encontrarse en las islas cercanas de Kinmen, Matsu y Penghu.

Junto a estos restos culturales, Taiwán también ofrece una única colección de manifestaciones artísticas como el tallado de madera de Sanyi, la porcelana de Yingge, y la cerámica de Kinmen. Otro aspecto cultural importante son los días feriados y las fiestas que los taiwaneses celebran con pasión y devoción, tales como el Año Nuevo Chino, la Fiesta de Mitad de Otoño, el Día de Difuntos (limpieza de las tumbas), el Día de los Espíritus o Fantasmas, y las fiestas en los templos. Observando o participando en estas celebraciones se puede lograr una mejor comprensión del trasfondo histórico y cultural del pueblo taiwanés.

Le invitamos a venir a Taiwán para viajar a través del tiempo a pasadas civilizaciones y experimentar estas riquezas culturales.
 

Arriba Volver atrás